Algunas reflexiones sobre el Traductor/Intérprete en el ámbito educativo

En la última entrada os contaba en qué consistía grosso modo esta salida profesional. Hoy me gustaria seguir hablando de ella pero con otro enfoque distinto ¡un poco más basado en la práctica que en la teoría! Así que nada, tengo muchas preguntas que quizá os puedan hacer pensar en este tema y seguir forjándoos una idea al respecto y, quién sabe, a lo mejor me podéis dar respuesta a alguna de ellas y ¡eso que me llevo!


En primer lugar, quiero deciros que mi experiencia en este ámbito es muy limitada puesto que en el Máster de la Uah no hay un módulo específicamente centrado en él. En la teoría nos han hablado de esta salida profesional, hemos debatido sobre ella a través del foro pero no nos han formado para afrontarla en un futuro. Esto ya desde un primer momento me hace preguntarme varias cosas: ¿significa que es una salida profesional poco probable? ¿que no hace falta tener unas nociones determinadas para ejercerla? ¿que la demanda de traductores e intérpretes en este campo no es habitual?

Por otro lado, hablamos del "ámbito educativo" en general sin detallar en qué tipos de centros educativos se requieren a estos profesionales: ¿guarderías? ¿colegios? ¿institutos? ¿universidades? Se presupone que esta necesidad se dará sobre todo en los niveles más inferiores porque hay un porcentaje pequeño de inmigrantes que hacen estudios en la universidad pero precisamente por esta razón cabría preguntarse si se podría hacer algo para fomentar su integración en niveles superiores... ¿los traductores e intérpretes podrían colaborar en este proceso?

Otra pregunta que se me plantea es qué tipo de contrato se le hace a un traductor/intérprete en un centro educativo cuando este prestará servicios únicamente en momentos determinados... Además, el traductor/intérprete podría variar según los cursos escolares y la nacionalidad de los alumnos que cursen los estudios en el centro. Esta situación "casual", ¿fomenta el voluntariado?

Y una duda más sobre las consecuencias de un contrato laboral a este tipo de profesional, ¿quién costea ese sueldo: el centro educativo, los padres del alumno extranjero? ¿Debería ser el Gobierno? En el caso afirmativo de esta última pregunta, ¿cuántos gastos añadidos le podría suponer esto? Y siguiendo esta línea sobre el tema económico-financiero, ¿influye la crisis?

Me gustaría cerrar esta entrada con un debate que se generó entre los compañeros del Máster (aunque ya esto sea un abuso de preguntas :P): ¿los alumnos extranjeros deberían contar con la presencia de un intérprete en las aulas para que les transmitiera el mensaje del profesor? Yo en su momento fui muy rotunda con mi respuesta y sigo siéndolo: NO. Si hiciéramos algo así, ralentizaríamos el curso de la clase, reduciriamos el nivel de la misma perjudicando al resto de alumnos y perjudicaríamos a su vez a los alumnos extranjeros dificultando el aprendizaje del nuevo idioma y su integración en la nueva sociedad de acogida... Desde mi punto de vista, para solventar este problema lo idóneo sería que los alumnos inmigrantes recibieran clases de apoyo para que con el tiempo pudieran ser "un alumno más" en una clase homogénea.
En fin chicos, espero que estas miles de preguntas os ayuden a ampliar un poco más vuestros conocimientos sobre este tema y os hagan reflexionar (que dicen siempre que es muy bueno). Como habéis podido ver, la teoría es una cosa y la práctica otra totalmente distinta... Yo os expliqué en la entrada anterior de qué iba el asunto sin mostraros hasta hoy el trasfondo de él.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Carmen Cedillo Corrochano © 2012 | Designed by Rumah Dijual