Spain is different!

Esto es algo que ya sabemos todos... pero yo voy a aplicar esta afirmación al ámbito de la Traducción y la Interpretación en los Servicios Públicos para que veáis que hasta en esta disciplina tenemos nuestras propias particularidades.
Como ya he comentado por la sección "Sobre mi blog", mi trabajo fin de máster es un análisis comparativo de las iniciativas llevadas a cabo por los países más desarrollados en este ámbito y las impulsadas aquí en España con respecto a la consideración de la Traducción e Interpretación en los Servicios Públicos como una profesión.

Elegí este tema porque el hecho de saber que países como Reino Unido, Canadá o Australia han impulsado numerosos proyectos para desarrollar/integrar esta profesión en la sociedad (y lo han consiguido) mientras que España tiene aún mucho que hacer a este respecto, me obliga  plantearme varias cuestiones (además de irme a vivir fuera, claro).

¿Por qué España está por detrás de otros países a la hora de valorar-asimilar mi futura profesión? Llevo tanto tiempo con esta pregunta en mi cabeza que puedo daros todo tipo de hipótesis (todo tipo, sí). Muchos estudiosos culpan de esta situación a la transformación social tan rápida que se ha producido con la llegada masiva de inmigrantes en un corto periodo de tiempo. Este factor influye, sin duda, pero yo pienso que además en España tenemos varios errores de base que impiden adoptar esta profesión como tal:

- De primeras, la mayoría de los ciudadanos españoles no sabe cuál es la diferencia entre un traductor y un intérprete (doy fe).
- De segundas, la mayoría de los ciudadanos españoles piensa que ser intérprete es sinónimo de ser actor (no falla).
- De terceras, la mayoría de los ciudadanos españoles no tiene ni idea de lo que es un traductor/intérprete de los Servicios Públicos (si no se sabe de su existencia, ¿cómo se va a considerar una profesión?)
- De cuartas, la mayoría de los ciudadanos españoles tiene un comportamiento de autosuficiencia que viene de serie ("yo sé un poco de inglés/chino/swahili/etc. así que me defiendo", "si no me entiende, pues me explico por gestos", "como ese idioma se parece al español, no hay problema", "a unas malas, me apaño con el Google Translator", etc.).
- De quintas, la mayoría de los ciudadanos españoles recurre al de al lado cuando la autosuficiencia falla ("mi hijo que ha estado 1 mes en Londres te soluciona el problema").
- .......................................................................................................

Ante un panorama así... se pueden proponer numerosas iniciativas para profesionalizar la disciplina de la Traducción e Interpretación en los Servicios Públicos pero, desde mi punto de vista, no funcionarán o no lo harán de la manera adecuada hasta que no se muestre al ciudadano por qué es necesario hacerlo.

                                                                                                                          CONTINUARÁ ;)




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Carmen Cedillo Corrochano © 2012 | Designed by Rumah Dijual