¡Un poco más de ámbito administrativo!

Parece que esta frase es el principio de la de "hasta que os salga por las orejas" pero he visto conveniente dedicar otra entrada a esta rama, que aunque no me apasiona en exceso, tiene pinta de que va a ser en un futuro no muy lejano una de las más importantes de los Servicios Públicos (muy a mi pesar, sí).

En el propio Máster teníamos en el segundo cuatrimestre una asignatura exclusivamente de traducción administrativa y otra de interpretación jurídico-legal-administrativa (ahí cabía más un poco de todo pero la Administración seguía presente en nuestras vidas). Ambas asignaturas se englobaban dentro del módulo jurídico-administrativo. Este último dato me parece importante porque es cierto que muchos encargos pueden tener "de jurídico" y "de administrativo" porque son especialidades estrechamente ligadas y si te pones a pensar en ello, probablemente acabes viendo de las dos cosas ¡por todos lados! Esto os lo cuento simplemente para que veáis que es un ámbito que tiene peso y que por eso se estudia con cierta independencia de otras especialidades aplicadas a los Servicios Públicos (en la carrera lo más parecido que tuve a eso fue "traducción jurídico-económica").

Otra cosilla que me gustaría comentaros por aquí es la importancia que tienen los elementos pragmáticos también en lo administrativo. Siempre son importantes en cualquier tipo de traducción/interpretación, eso sin duda alguna, pero en este caso  como es un ámbito con el que no estamos demasiado familiarizados pueden pasar desapercibidos pero están ahí, os lo aseguro y ¡siempre salen a la luz! 

De primeras, puede ser vital conocer la Administración del país de la lengua origen y el de la de la lengua meta para determinados encargos porque hay una carga de aspectos culturales dispuestos a darte la lata ¡impresionante! (en español, por ejemplo, Consejerías, Ministerios de X, Subdelegaciones y hasta nuestras preciosas Localidades, Provincias y Comunidades Autónomas...). En el momento en que te encuentras con eso ya sabes que vas a tener problemas, ahora bien, ¿qué haces? Todo depende siempre del encargo: ¿extranjerización? ¿Domesticación? Y aquí tenemos a la pregunta existencial que nos "penará la vida" durante horas... Esto es algo que hay que decidir cuando llegue el momento así que yo os lo dejo por aquí planteado y ya me contaréis qué hacéis ¡cuando os toque! 

Por otro lado tenemos otro tipo de elementos culturales que se repiten con mucha frecuencia en todos los textos administrativos y los que no son propios de la Administración del país como tal pero que merecen también una reflexión (en español, por ejemplo, DNI, tarjeta sanitaria, NIF, estado civil-pareja de hecho, mutuas, régimen laboral, etc.). Y estos nos llevarían a la pregunta anterior, ¿ahora qué? Pues la misma respuesta de antes: todo dependerá del encargo de traducción en sí mismo... Esto es lo malo o el encanto (veamos la botella medio llena) de nuestra disciplina, ¡que nos pasamos la vida rodeados de respuestas relativas!

En fin chicos, espero haberos podido enseñar un poco más de esta rama y que ahora la valoréis algo más porque sin duda es otro tipo de "traducción/interpretación especializada". 

Cierro esta entrada con una preguntilla que se me plantea últimamente, si hay que cubrir tanta demanda de traducción/interpretación en el ámbito administrativo de los Servicios Públicos... ¿por qué no se crea la figura de un funcionario-traductor? Como véis, yo sigo empeñada en conseguir que esto ¡se profesionalice como sea!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Carmen Cedillo Corrochano © 2012 | Designed by Rumah Dijual